h1

Soy de los que pegan

noviembre 26, 2006

Imagen de El Pas

En el suplemento del domingo del diario El País aparece un interesante artículo con este título en el que se aborda el tema del maltrato escolar desde el punto de vista del agresor.

Evidentemente, como ya sabemos, el agresor siempre justifica sus actos. Frases como “yo antes era de los que recibían…” sirven para justificar sus actuales conductas violentas.

 

 En el reportaje se retrata a un alumno impulsivo, problemático e inadaptado que amedrenta a compañeros y reta de forma continua a sus profesores.  La respuesta del profesor no parece la más acertada ante una conducta de disrupción en el aula. Escribir cien veces “No hablaré en la hora de clase”. El alumno dice que es una tontería y no lo hace, entonces el profesor le manda que lo escriba 500 veces. “Si no lo había escrito 100, menos lo iba a escribir 500” dice el alumno.  Entonces el profesor le pide que lo escriba 5.000 veces…  “No lo hice ni una sola vez”. Evidentemente, era previsible que si no lo hacía 100 veces menos lo iba a hacer 5.000. Si el alumno se niega ante el primer mandato no parece lo más acertado aumentar el número de veces del castigo. Ya sabemos que no lo va a cumplir. Pedir que lo escriba 5.000 veces parece una tarea imposible… a menos que lo haga con el ordenador.

Si el profesor no estuvo acertado  tampoco parece muy acertada la reacción del padre, darle un abrazo, cuando el alumno, para evitar el castigo paterno por la expulsión del centro desaparece durante horas. Esta reacción sorprende al propio chico “…Vi a mi padre venir hacia mí. Pensé que me iba a dar un hostión. Pero me abrazó. La amistad más importante son mis padres. Nunca me van a dejar tirado”. Es comprensible el miedo y la incertidumbre de un padre ante la desaparición de su hijo y que cuando lo ve aparecer quiera transmitirle ante todo su cariño. Pero después de dejar esto claro hay que hablar con él y hacerle entender que toda conducta tiene unas consecuencias, y que debe asumir las suyas. El mensaje que llega al menor después de analizar este episodio es que sus conductas no tienen consecuencias para él. Se siente reforzado por la familia independientemente de sus actos. Mike, el chico del relato, a pesar de todo, saca buenas notas, quiere ser ingeniero informático, da clases, en su entorno familiar parece buen chico … pero se aburre en el instituto “yo voy  al instituto a divertirme” y lo hace amedrentando y molestando a sus compañeros y profesores.
En contraposición a Mike está Andrés. Justifica sus conductas de esta forma “… es una tontería estudiar los dos primeros trimestres…Yo solo estudio para el último, que es el que cuenta” y más adelante “soy un vago”… Hay un cuestionamiento a la autoridad del profesorado evidente “Hay profesores que sólo por serlo se creen más que tú” pero a continuación afirman que ser conflictivos “es una manera de defenderse para hacerse respetar”. Mike y Andrés muestran conductas similares en el instituto aunque sus entornos familiares son distintos. Andrés está menos controlado por su familia.
El artículo plantea la siguiente pregunta ¿Qué se puede hacer con ellos para que consigan sus objetivos sin provocar problemas a los demás y a sí mismos”.
Hay que buscar otros modelos de resolución de conflictos en los que la resolución de los mismos “haga crecer a los individuos y a la propia institución” como señala Elena Martín, catedrática de Psicología Evolutiva de la Universidad Autónoma de Madrid y autora de varios estudios. 

Anuncios

5 comentarios

  1. Aunque el artículo es respetuoso, en general, y pretende hacer alusión objetiva al problema, yo le achaco dos pequeños defectos…:

    1) Después de leer el artículo queda la impresión (aunque no se explicita, pero sí se habla de…) de que es un problema fundamentalmente de los centros públicos, cuando afecta por igual a centros públicos como privados y concertados…

    2) Siempre que se habla de esta cuestión se obvia citar las muchas y muy variadas buenas prácticas que se realizan en muchos colegios (también en este caso, públicos y privados) para prevenir este y otros problemas de la convivencia escolar, como da buena prueba la resolución de los premios de la convocatoria nacional de Buenas Prácticas de Convivencia del Ministerio de Educación. Hay que reflejar el problema, pero también hablar de las soluciones que YA se están llevando a cabo…

    Y a este mismo respecto, os cito un artículo del 20 minutos sobre profesores que se forman para combatir el problema…

    Un saludo.


  2. En primer lugar, Rafa, gracias por participar en este blog con tus comentarios.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en tus apreciaciones. Parece que cuando se habla de problemas concretos (indisciplina, bullying, fracaso escolar) se alude directamente a la escuela pública. Es cierto que hay una preocupación real del profesorado por esta temática, aunque no aparezca en los medios y se resalte más el problema que las medidas que se toman para paliarlo. En el blog se recogen muchas iniciativas, experiencias y recursos que lo demuestran. Es un tema del que el profesorado está muy pendiente, se crean proyectos, grupos de trabajo, cursos en los Caps sobre la resolución de conflictos, etc. Aunque estas iniciativas son menos atractivas para los medios a la hora de reflejarlas en sus artículos, los profesores sabemos que están en marcha y que funcionan. No obstante, es necesario que la sociedad, en general, asuma como suyo este problema. NO es un problema exclusivo de la escuela. La familia está directamente implicada y la formación no solo debe ir destinada al profesorado. El acoso sale de la escuela cuando acaba la jornada escolar y sigue en la calle, en la pandilla, y en ocasiones, en la propia familia…


  3. Gracias a tí por dedicar tiempo a un blog tan interesante.

    Precisamente porque esas iniciativas están ahí (y buena muestra de ello son los enlaces que propones en el blog), es por lo que desde los medios de comunicación se deberían aportar ejemplos (y no sólo los ejemplos estrella de los “carnets por puntos” de convivencia y similares) de cómo se están afrontando estos problemas desde los centros educativos que buscan la colaboración de entidades, ayuntamientos, asociaciones… para formar al profesorado y, como bien dices, a las familias. De cómo son los centros educativos los que están tomando la iniciativa, sacando los colores a otras instituciones que deberían estar en primera fila.

    El propio artículo menciona las buenas prácticas del IES Miguel Catalán de Coslada con su proyecto de mediación, pero lo menciona someramente como algo casi anecdótico. Y mezclado con el resto, no parece tener entidad propia, teniendo en cuenta el porcentaje de contenido que obtiene con relación al resto.

    Porque estas cosas no venden en el “tomate”…

    Saludos.
    Rafa.


  4. Por cierto que, aunque sea “publicidad”, un libro recomendadísimo a este respecto es:

    Segura Morales, M.: Enseñaar a convivir no es tan difícil: Para quienes no saben qué hacer con sus hijos o con sus alumnos. Bilbao, Desclée de Brouwer, 2005.


  5. Totalmente de acuerdo. Pero tenemos Internet para hacerlo. Podemos hacerlo divulgando nosotros mismos estas experiencias, recursos e iniciativas. Y desde aquí, desde este o cualquier otro espacio ya sea blog, foro, comunidad virtual, etc… hacerlos llegar a la opinión pública. Bien es verdad que, como digo en el post, la escuela compite con un medio como la televisión en condiciones de desigualdad, pero ahora tenemos la posibilidad de compartir y divulgar nuestras experiencias a través de la red y aunque no tengan la misma difusión que un programa de televisión o un artículo en un diario como El País, al menos ya es algo.
    Gracias de nuevo. Saludos



Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: