h1

La salud emocional de los profesores

abril 1, 2007

 4

D. Luis Rojas Marcos. Psiquiatra, nos habló sobre la salud emocional de los profesores.


Opina el Sr. Rojas Marcos que al establecer la obligatoriedad de la enseñanza, la escuela se convierte para algunos alumnos en un lugar de “cautiverio”, lo que origina problemas de convivencia y relación entre los miembros del grupo. El factor de “obligatoriedad” da un matiz de conflictividad en la convivencia en un momento de transición en la vida muy delicado (la adolescencia).

¿Qué papel debe asumir el profesorado ante esta nueva situación?.

Esta nueva concepción de obligatoriedad genera “estrés” en el profesorado. Este “estado emocional” se produce, en general, en todas aquellas personas que “cuidan” o están a cargo de otras de forma permanente, durante  más o menos largos periodos de tiempo.

Por ello, podemos considerar al profesorado como un grupo de “riesgo”. Las consecuencias emocionales para los profesores son evidentes. Ello lleva al profesor Rojas Marcos a asegurar que la dificultad de esta profesión implica que no todas las personas la deberían ejercer. La capacidad de adaptación, la personalidad etc… influyen en la forma de enfrentarse a dicha tarea.

Pero, ¿Cómo aumentar nuestra capacidad emocional?

Cuanto mejor nos sintamos, más nos protegeremos frente a los riesgos de este trabajo. Hablar, comunicarnos y expresar nuestras emociones y sentimientos nos ayuda a enfrentar este reto.

El profesorado resiste mejor el estrés del aula si tiene fuertes vínculos afectivos fuera de su trabajo. Las personas que están aisladas no resisten el estrés que provoca el trabajo en el aula. Está demostrado que el ejercicio físico ayuda al cuerpo y al alma. Igualmente, fomentar pensamientos positivos, eliminando los pensamientos automáticos negativos que nos dan una percepción pesimista de la vida. Es necesario analizar nuestro estilo explicativo de las cosas.

Evitar la “penetrabilidad” que hace que sucesos puntuales “penetren”en nosotros  impregnando todo de forma negativa.

Durabilidad: Entender que todo lo que nos pesa es temporal, que todo se supera con el tiempo.

Evitar la “personificación” que hace que expliquemos todo desde un punto de vista personal. Es la tendencia a culparnos de todo. Enfocar las cosas de forma positiva, buscar la satisfacción en la vida es una medida preventiva y eficaz.

“En las pequeñas cosas nuestro corazón se refresca”. Disfrutar con las pequeñas cosas y encarar la vida de forma positiva hace que los problemas se afronten con más entereza. Es “La fuerza del optimismo”.

Debemos “Diversificar” nuestras parcelas de satisfacción con la vida. No centrar nuestros esfuerzos en una sola cosa. Que la vida en el aula con nuestros alumnos no sea nuestra única relación con el mundo. Es como invertir nuestro dinero en un solo negocio (que puede ir mal y en el fracaso se va nuestro futuro) o en varios (asegurándonos algún éxito).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: